parallax background

PROGREEN P70
el embalaje ecológico

para envases múltiples y productos de estante

Reducir el uso del plástico en los embalajes secundarios es fácil y rentable
con el embalaje ecosostenible que les gusta a los consumidores

80% menos de plástico

Reducción de los costes de producción:
menos materias primas, menos energía y menos impuestos por la eliminación de residuos

Rápida amortización de la inversión

Para los puntos de venta, muchas ventajas: menos residuos y más eficiencia



La nueva manera de pensar el embalaje secundario

Para los consumidores que quieren un embalaje ecológico,
PROGREEN es la alternativa a los envases con film termo retráctil.

Esta solución requiere una cantidad mínima de material para envolver el embalaje, y es adecuada tanto para los paquetes consumer como para los paquetes logísticos.



Una elección ecológica
y ventajosa.

PROGREEN es la envolvedora para botellas que utiliza una lógica de embalaje innovadora. De hecho, utiliza un sistema de ligadura en vez de envolver los productos con film termo retráctil.

Esta tecnología requiere una cantidad mínima de material para envolver el embalaje respecto a las soluciones tradicionales.

Un ejemplo:
Producción: 100.000.000 botellas/año de 1,5L (paquete de 6)
Cantidad de plástico necesaria:
con film 470 toneladas/año
con Progreen solo 80 toneladas/año

El consumo de fleje y el ahorro correspondiente también dependen de la forma de la botella.

Progreen P70Progreen P70

PASA POR LA IMAGEN para saber cuánto plástico ahorras con PROGREEN

Cómodos de llevar, fáciles de abrir

Los envases PROGREEN son cómodos de llevar como un envase tradicional y resultan mucho más cómodos y rápidos de abrir. De hecho, para desempaquetarlos no se precisa ninguna herramienta: basta con tirar ligeramente de la anilla superior para sacar una botella.

Por este motivo, los envases realizados con PROGREEN son perfectos para los productos de estante.


Muchas ventajas para el punto de venta.

La reducción del plástico es una exigencia apremiante por parte de los consumidores, por lo que ofrecer a los puntos de venta la posibilidad de contar que realmente están reduciendo el uso de este material es un plus importante.

Las ventajas, además de estar vinculadas a la imagen de la empresa, también son extremamente prácticas: un 80% de material de descarte menos significa:
  • mayor velocidad en el repostaje de los estantes
  • pasillos siempre ordenados incluso mientras se repone
  • menor volumen de residuos